Matemáticas

  1. EL ÁREA DE MATEMÁTICAS

Desde el área de matemáticas se ha buscado que el alumno sea capaz de:

  1. Construir su propio conocimiento partiendo de la experiencia con propuestas de trabajo manipulativo.

Para que el aprendizaje sea eficaz, los nuevos conocimientos que se pretende que el alumno construya han de apoyarse en los que ya posee, relacionándolos siempre con su propia experiencia.

Para la elaboración de este andamiaje, desde el área de matemáticas se sigue un proceso con tres fases diferenciadas que tienen como finalidad que el alumno sea capaz de construir de su propio conocimiento yendo de lo concreto a lo abstracto.

  • Fase manipulativa              Fase icónica             – Fase simbólica
  1. Disponer de recursos y estrategias que le permitan ser competente en cálculo mental.

El cálculo mental ha de ser entendido desde una doble perspectiva. Por un lado desde el punto de vista de la agilidad mental, y, por otro, desde el punto de vista de la adquisición de estrategias.

La agilidad mental viene determinada por la práctica rutinaria de la misma, por lo que debe ser práctica habitual en el día a día de las aulas.

La estrategia por su parte está íntimamente relacionada con el trabajo manipulativo realizado con anterioridad. De modo que el alumno sea capaz de evocar mentalmente lo que previamente manipuló.

  1. Analizar, interpretar y tomar decisiones que le permitan resolver problemas relacionados con situaciones de la vida cotidiana.

En la sociedad actual, las personas necesitan, en los distintos ámbitos profesionales, un mayor dominio de ideas y destrezas matemáticas que las que precisaban hace solo unos años. La toma de decisiones requiere interpretar, comprender y producir mensajes de todo tipo, y en la información que se maneja cada vez aparecen con más frecuencia tablas, gráficos…

Leer, reflexionar, planificar el proceso, establecer estrategias y procedimientos y revisarlos, modificar el plan y comprobar y comunicar resultados con capacidades básicas para la resolución de problemas.

El gusto por la investigación implica pequeños logros y descubrimientos que posibilitan la adquisición de otros más complejos y respeta en los alumnos la libertad creativa e imaginativa.