Categoría: "PLEGARIAS"

CERCA DE TÍ

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

¡Que bien se está cerca de ti, Jesús Eucaristía!
pareciera como si todas las tormentas del espíritu
se disiparan y la inquietudes se volvieran humo
...que se lleva el viento.

Cerca de ti, es comenzar a vivir el gozo del cielo
abrir anchurosamente los ojos luminosos
del corazón y dejar que nos invada el misterio
santo, el gozo inefable de la bendita iluminación.

Cerca de ti, el alma encuentra paz, y el corazón
descanso y los anhelos pronta satisfacción.
cerca de ti, ¡ Jesús Eucaristía !,
cómo cambian las cosas de que manera tan diferente
contemplamos las criaturas
y sus enigmáticos procederes.
Cerca de ti, adquieren su verdadera dimensión,
su valor e importancia todas las cosas.

Así quiero vivir mi existencia, cerca de ti,
Jesús Eucaristía..
Adorándote., amándote..
en una contemplación sin mediodía, ni ocaso,
como será allá en el reino de los cielos.

Cerca de ti. muy cerca de ti, al calor de tu regazo,
en el santuario de tu traspasado corazón,
bajo el influjo benéfico del Sacramento.
Cerca de ti, alabando al Padre y amando al
Espíritu e intercediendo por toda la Iglesia.

¡Que bien se está cerca de Ti, Jesús Eucaristía ¡

Amén

           Lili Claver

PLEGARIA DOMINGO XVII T. ORD

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

CREO EN TI, SEÑOR

No porque me alimentas o me das lo que te pido

sino porque, al creer y esperar en Ti,

sé que eres Pastor que sale a mi encuentro

luz en mis noches amargas

y cayado en los caminos por donde avanzo incierto.

CREO EN TI, SEÑOR

Porque en la escasez, siempre te das en abundancia

y porque, sin pedirte nada,

sales a mi encuentro como bien y don inmerecido.

Porque en la Eucaristía

me das lo que más necesito

y me alimentas con convite de sabor eterno.

CREO EN TI, SEÑOR

Y al creer en Ti, siento que soy afortunado

que lo pobre se me hace rico

y la riqueza se convierte en ruina.

CREO EN TI, SEÑOR

Cuando al ver tu corazón abierto

te despojas de lo que sólo sabes dar:

amor para el que te busca,

y amor para el que reniega de ti,

amor para el que pasa hambre

y amor para el que piensa que está harto.

Amor para el que busca el pan del cielo

y amor para el que, por el pan de la tierra,

hace tiempo que por el camino lo ha perdido.

CREO EN TI, SEÑOR

Porque no das sólo tu pan, te das a Ti mismo.

Porque no te quedas en promesas

pues, bien lo sabemos, que te ofreces a Ti  mismo.

Porque, ante la necesidad de cuántos me rodean

sé que soy tu mano abierta y tu voz que denuncia,

tus labios que hablan y tu pan que se reparte

CREO EN TI, SEÑOR

Javier Leoz

PLEGARIA AL APÓSTOL SANTIAGO

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

Señor Santiago,
necesitamos para nuestra peregrinación
de tu ardor y de tu intrepidez.
Por eso, venimos a pedírtelos
hasta este “finisterrae” de tus andanzas apostólicas.

Enséñanos, Apóstol y amigo del Señor,
el CAMINO que conduce hacia Él.
Ábrenos, predicador de las Españas,
a la VERDAD que aprendiste de los labios del Maestro.
Danos, testigo del Evangelio,
la fuerza de amar siempre la VIDA.

Ponte tú, Patrón de los peregrinos,
al frente de nuestra peregrinación cristiana y juvenil.
Y que, así como los pueblos caminaron antaño hasta ti,
peregrines tú con nosotros al encuentro de todos los pueblos.

Contigo, Santiago, Apóstol y Peregrino,
queremos enseñar a las gentes de Europa y del mundo
que Cristo es – hoy y siempre –
el CAMINO, la VERDAD y la VIDA.

(Fragmento de la Oración que el Papa Juan Pablo II pronunció ante el sepulcro del Apóstol Santiago en la Jornada Mundial de la Juventud de 1989)

PLEGARIA A LA VIRGEN DEL CARMEN

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

SÚPLICA PARA TIEMPOS DIFÍCILES

 "Tengo mil dificultades: ayúdame.

De los enemigos del alma: sálvame.

En mis desaciertos: ilumíname.

En mis dudas y penas: confórtame.

En mis enfermedades: fortaléceme.

Cuando me desprecien: anímame.

En las tentaciones: defiéndeme.

En horas difíciles: consuélame.

Con tu corazón maternal: ámame.

Con tu inmenso poder: protégeme.

Y, en tus brazos, al expirar: recíbeme.

Virgen del Carmen, ruega por nosotros.

Amén."

ORACIÓN DEL CONDUCTOR

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

EN EL DÍA DE SAN CRISTÓBAL

 

Dame, Señor, mano firme y mirada vigilante,

para que mientras conduzco, no cause daño a nadie.

 

A ti, Señor, que das la vida y la conservas,

te suplico humildemente que guardes hoy la mía.

 

Libra, Señor, a quienes me acompañan

de todo mal, enfermedad, incendio o accidente.

 

Enséñame a hacer uso de mi coche

para remedio de las necesidades ajenas.

 

Haz, Señor, que no me arrastre el vértigo de la velocidad,

y que, admirando la belleza de este mundo,

logre seguir y terminar felizmente mi camino.

 

Te lo pido, Señor, por los méritos de tu Santísima Madre,

la Virgen del Camino,

y por la intercesión de San Cristóbal,

especial protector de los conductores.

 Amén

Contacto / Ayuda. This collection ©2021 by carlos. blog engine / cheap hosting.
Design & icons by N.Design Studio. Skin by Tender Feelings / Skin Faktory.