Categoría: "PLEGARIAS"

ORACIÓN DOMINGO 16 T. ORD

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

¿CÓMO SE HACE, SEÑOR?

 

Crecer y florecer hacia arriba, hacia el cielo,

cuando tantas cosas me empujan

a ser pequeño con los alimentos de la tierra.

 

¿CÓMO SE HACE, SEÑOR?

 

Convivir con lo que no me deja ser ni vivir.

Sembrar la bondad cuando sólo me responde el mal.

Animar al que, al lado, desanima mis ilusiones.

Levantar a un hermano

cuando, mirándome, desea mi ocaso…….

 

¿CÓMO SE HACE, SEÑOR?

 

Dejar que te acompañe el que piensa de distinta manera.

Defender el bien, cuando tan de moda está el mal.

Callar cuando mis labios me piden hablar.

Hablar, cuando el evangelio me exige callar……

 

¿CÓMO SE HACE, SEÑOR?

 

Mirar al mundo con un poco de optimismo.

Volcarse en el mundo brindando esperanza.

Andar por el mundo sin juicios ni prevenciones…..

 

¿CÓMO SE HACE, SEÑOR?

 

Apartar de mí, la parte de cizaña,

que hace que, mi pensamiento, esté confundido.

Apartar de mis pies la cizaña del inmovilismo

de una fe fácil, sin trascendencia y conformista.

Apartar de mi lengua la cizaña de mis malas palabras

que hieren, cortan, distancian, ofenden y …

dicen ser yo menos malo y los demás menos buenos.

 

¿CÓMO SE HACE, SEÑOR?

 

El alcanzar la paciencia

ante tanto que queda y aguarda por hacer.

El alcanzar la paciencia

cuando ves que, la cizaña del mal,

brota y se agiganta más rápidamente que las semillas del bien.

 

¿CÓMO SE CONSIGUE TODO ESO, SEÑOR?

 

Dame valor en la lucha.

Perseverancia en mis obras.

Ilusión en mi siembra.

Comprensión hacia mis adversarios.

Caridad en mis juicios.

Seguridad en mis caminos.

Esperanza en lo que hago, digo, siembro y medito.

 

Amén

 

Javier Leoz

ORACIÓN DOMINGO XV T. ORD

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

¡SIEMBRA EN MI, OH SEÑOR!

 

Tu PALABRA en el fondo de mi corazón

para que, nunca los pájaros de palabras vacías,

corrompan y rompan lo que Tú tienes pensado para mí.

Tu PALABRA en mis labios

y que, por donde yo avance,

sea pregonero de tu Reino y de tu justicia

de tu bondad, de tu gracia y de tu poder.

 

¡SIEMBRA EN MI, OH SEÑOR!

 

Tu PALABRA en mi mente

para que, cuando el maligno me tiente,

sepa responder con claridad y fortaleza

a todo lo que pretende alejarme de Ti.

A todo aquello que me confunde y me mata

a todo aquello que, presentándose como noble,

no es sino confusión, abrojo, espina y zancadilla.

 

¡SIEMBRA EN MI, OH SEÑOR!

 

Tu PALABRA en mis pies

Donde yo vaya, deje huella de tu presencia.

Donde yo caiga, tu mano siempre me alcance.

Donde yo ascienda, sepa encontrarte.

Donde yo descienda, sepa que Tú me esperas.

 

¡SIEMBRA EN MI, OH SEÑOR!

 

Profundidad frente a la superficialidad.

Frutos de eternidad frente a lo efímero.

Confianza, frente a la desesperanza.

Animo frente al pesimismo.

Sí, ¡oh Señor!

Siembra en mí, aunque yo me resista,

aunque me vaya por terrenos pedregosos,

aunque, muchas veces, me venza el maligno,

aunque, otras tantas, prefiera ser contaminado

por el mal sembrador que todo lo arruina.

 

¡SIEMBRA EN MI, OH SEÑOR!

Javier Leoz

ORACIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

No dejes, nunca, de mirarme, Señor

¿Qué tiene tu mirada, Señor?

No dejes, nunca, de mirarme, Señor

porque, de la manera en que Tú miras

uno se encuentra con la paz sin fisuras

con la sabiduría que viene del cielo

con la serenidad que necesita nuestra existencia.

 

¿Por qué me miras, así, Señor?

Indigno soy de tu mirada, Señor.

Me propones caminos de vida,

y elijo los que conducen a la muerte

Me susurras palabras de aliento,

y me disipo en el ruido

Me acaricias con mano de amigo,

y mendigo aquellas que no me ofrecen nada.

 

 

Mírame, Señor, y no dejes nunca de mirarme.  

Porque, cuando Tú miras,

sé que el futuro ya no será tan incierto

ni tan difícil soportarlo

Sé que el presente estará más lleno

de plenitud y de luz

Sé que el pasado, ya no contará

por los errores cometidos.

 

Mírame, Señor, y no dejes nunca de mirarme

Y, cuando me mires,

déjame, siquiera un segundo,

acercarme a tu corazón y,

luego, seguir  adelante.

Amén

(J.Leoz)

XLV JORNADA MUNDIAL C. SOCIALES

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

Para tener acceso a todo el material de esta Jornada,

haced clic en el siguiente enlace:

 http://www.conferenciaepiscopal.es/index.php/jornada-medios.html

 

ORACION DEL PERIODISTA

Señor,
la opinión pública me interpreta como voz de la gente
y me coloca en la incómoda y seductora función
de hacerme cargo de dar respuesta a las demandas,
en una suerte de supremo portador de la verdad.


Por otro lado,
se me observa como un interesado
fabricante de campanas.
Se me responsabiliza de deformar la realidad,
y mis anuncios son versiones,
miradas siempre con desconfianza.


Estas son, Señor,
las dos caras del oficio de informar
que me obliga a una permanente reflexión
sobre el adecuado papel
que como periodista debo asumir.


Ratifico el compromiso
adquirido desde mi simiente vocacional,
apasionada por la búsqueda de la verdad.
Y en tu presencia
quiero ser consciente del inédito protagonismo
que tengo en la sociedad.


Con denodado esfuerzo
quiero acompañar al pueblo
de quien me nutro
y a quien devuelvo día a día,
con mis relatos y mis crónicas,
los reflejos permanentes
del acontecer multifacético de la realidad.


Te pido Señor,
que mi trabajo sea aprendizaje colectivo
de búsqueda de los medios adecuados
para construir entre todos
una sociedad mejor.
Te lo pido a ti, el perfecto comunicador.
Amén

 

(P.Walter Moschetti)

ORACIÓN SEXTO DOMINGO DE PASCUA

PLEGARIAS Enviar opinión »

 

POR TI, SEÑOR, LO HARÉ

 

Guardaré tus mandamientos, porque al hacerlo así,

soy consciente de que cuido lo más santo y noble

que Dios, en tu comunión contigo, nos legó.

 

Amaré tus mandamientos, porque al amarlos,

sabré que amó lo que Tú, estando con nosotros,

amaste, defendiste y llevaste en tu mente y corazón.

 

Esperaré al Espíritu Santo, porque en esa espera,

residirá la fuerza que me auxiliará

en el duro combate de mi vida y de mis luchas.

 

Viviré, bajo el soplo de tu Espíritu,

porque en la carrera de mis días

siento que no puedo llegar al final si, ese Espíritu,

lo dejo de lado, agarrándome a otros huracanes.

 

POR TI, SEÑOR, LO HARÉ

 

Miraré hacia el cielo cada vez que me encuentre

en cruel batalla con mi soledad.

Buscaré respuestas en tu Palabra

cuando el discurso del mundo sea promesa hueca.

 

Aceptaré tus mandamientos,

porque,  al aceptarlos, reverenciarlos y vivirlos,

sé que se encuentra el secreto para dar contigo,

para amar al Padre y vivir en el Espíritu

 

POR TI, Y PORQUE LO NECESITO, LO HARÉ SEÑOR

 

Javier Leoz

 

Contacto / Ayuda. This collection ©2021 by carlos. blog engine / cheap hosting.
Design & icons by N.Design Studio. Skin by Tender Feelings / Skin Faktory.